Hacienda retirará el CIF a las sociedades que no presenten cuentas anuales

Blog Gescoar

Hacienda retirará el CIF a las sociedades que no presenten cuentas anuales

La Agencia Tributaria podría revocar el Número de Identificación Fiscal (NIF) a los autónomos societarios o empresas cuando detecte que no han presentado sus cuentas anuales durante cuatro años consecutivos. 

Hacienda pretende añadir a las causas ya existentes por las que se puede revocar el CIF a una sociedad, el hecho de no depositar las cuentas anuales,  durante cuatro ejercicios consecutivos,   ante el Registro Mercantil.  Esto supone,  en la práctica, que el negocio no pueda llevar a cabo ningún tipo de operación comercial,  ni emitir una factura, ni hacer una compra en nombre de la sociedad, etc.

La revocación del NIF es un mecanismo que utiliza la Agencia Tributaria para asegurarse de que las sociedades que hay constituidas en España estén en funcionamiento. Mediante este control de la actividad, la Administración sabe los negocios que cumplen asiduamente con sus obligaciones, y también conoce aquellas sociedades que no están funcionando., y cuando detecta esa falta de “vida” en la sociedad es cuando procede a la revocación de su NIF. 

Hasta ahora, no presentar las cuentas anuales no era un motivo de por sí recogido en la ley para poder retirar la identificación a un negocio, de salir adelante el Real Decreto que está sometido a audiencia pública, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) y los Registros Mercantiles informarían a la Agencia Tributaria de todos los negocios que lleven cuatro años sin presentar su contabilidad. y,  a partir de ahí, la Agencia procederá a revocar el NIF a estas empresas y dejarles sin posibilidad de seguir con su actividad. 

Sólo se podrá recupera este número si la sociedad demuestra que ha subsanado estas irregularidades contables y las demás obligaciones que pudiera tener pendientes, como presentar las distintas liquidaciones de impuestos.

La lista de motivos que ya están vigentes y por los que un negocio puede perder su NIF, son:

  • Durante un periodo superior a un año y después de realizar al menos tres intentos de notificación, hubiera resultado imposible la práctica de notificaciones al obligado tributario en el domicilio fiscal.
  • No haber presentado, durante tres períodos impositivos consecutivos la declaración del Impuesto sobre Sociedades (Modelo 200).
  • Que la sociedad haya sido constituida por uno o varios fundadores, sin que en el plazo de tres meses desde la solicitud del número de identificación fiscal se inicie la actividad económica, ni tampoco los actos que de ordinario son preparatorios para el ejercicio efectivo de la misma, salvo que se justifique la imposibilidad de su aportación.
  • Que hubiera comunicado (mediante declaraciones censales) a la Administración Tributaria el desarrollo de actividades económicas inexistentes.
  • Que se constate que un mismo capital ha servido para constituir una pluralidad de sociedades, de forma que, de la consideración global de todas ellas, se deduzca que no se ha producido el desembolso mínimo exigido por la normativa aplicable.
  • Que comunique el desarrollo de actividades económicas, de la gestión administrativa o de la dirección de los negocios, en un domicilio aparente o falso, sin que se justifique la realización de dichas actividades o actuaciones en otro domicilio diferentes

Compartir en Twitter · Compartir en Facebook · Compartir en Google+ · Compartir en Linkedin

Volver